A través de un memorando emitido por el Departamento de Seguridad Nacional, el gobierno del presidente Joe Biden eliminó una regla emitida por su predecesor, el expresidente Donald Trump, que limitaba la entrada de inmigrantes indocumentados en los puertos de entrada legales y a su vez, se incluyó una nueva guía sobre el proceso de asilo.

De esta manera, los inmigrantes que acuden a los puertos de entrada legales en busca de asilo pueden presentarse para hacer su solicitud.

La regla que fue eliminada, conocida como “metering”, o “dosificación”, creaba una lista de espera para permitir que las personas ingresaran solo si el DHS tenía la capacidad de procesarlas y detenerlas en una de sus instalaciones.

Sin embargo, aunque esta política fue anulada a inicios de este mes, los migrantes aún podrían ser expulsados bajo una orden de salud pública de la era Trump, conocida como el Título 41, que permite la rápida expulsión de los migrantes encontrados en la frontera entre Estados Unidos y México, conocida como el programa “Permanecer en México”.

Durante el año pasado, un informe del inspector general de Seguridad Nacional de 2020 citado por CNN también encontró que el personal de CBP rechazó a los solicitantes de asilo en algunos puertos de entrada por lo cual, en algunos casos, dichas personas junto otros inmigrantes indocumentados se vieron obligados a cruzar ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México.

Limitar la entrada de solicitantes de asilo en los puertos de entrada legales bajo la administración anterior generó críticas por parte de los defensores de los inmigrantes quienes argumentaron que con estas acciones se negaba a los solicitantes de asilo el derecho a presentar sus reclamos.

¿Qué cambia la nueva regla?

Este memorando anula formalmente la política de “metering” de la Administración Trump, que se utilizó para hacer retroceder a los solicitantes de asilo que intentaban ingresar a los puertos de entrada (POE). La nueva guía establece una visión para el procesamiento legal y ordenado de las personas que solicitan asilo en POE. Entre otras mejoras, CBP está dirigido a acelerar los esfuerzos en curso para digitalizar el procesamiento en POE y usar datos de manera más efectiva para aumentar el rendimiento”, Afirmó Troy Miller, secretario interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en un memorándum.

Por ahora dentro de las medidas tenidas en cuenta para atender las solicitudes se encuentra que el CBP aumentará la capacidad en puestos fronterizos para procesar a inmigrantes, mientras que se deben considerar otras prioridades.

En todos los casos, sin embargo, a los no ciudadanos indocumentados que se encuentran en la línea fronteriza se les debe permitir esperar en la fila, si así lo desean, y proceder al puerto de entrada para ser procesados según lo permita la capacidad operativa”, concluyó Troy Miller.

Fuente: La Opinión